La Renovación del Centro Político con mirada de futuro

Marta Canto Castro.

Administrador Público. Licenciada en Ciencias Políticas y Administrativas

Vice Presidenta Comisión Internacional de PCP.

       Un antiguo proverbio chino afirma que, cuando se apunta la luna el tonto se queda mirando el dedo. Eso nos puede pasar si reducimos las demandas de la ciudadanía y la renovación de la política, a meros gestos y a un par de frases clichés.

       Como muchos, escuchamos un lenguaje descalificador y agresivo. Asistimos hoy en día a las definiciones en blanco y negro, y las maneras que tenemos para relacionarnos son poco constructivas. Frente a ello, creo que es importante renovar con más profundidad la mirada en la política más allá de meras pinceladas superficiales.

       Chile cambió. Y así como se relata en la composición “Todo cambia” del músico chileno Julio Numhauser, Chile requiere de nuevas raíces, como la moderación, el diálogo, la búsqueda del entendimiento y de acuerdos que favorezcan a la gran mayoría de los chilenos y que sean soporte para construir juntos nuestro país.

       Y también lo decía Pablo Neruda: Ayer los de entonces, ya no somos los mismos. Vivimos en un mundo donde prima lo digital, las nuevas tecnologías y las transformaciones propias de esta era global. Con nuevas miradas y vivencias que nos desafían en nuestro camino dentro de la política, para seguir estando a la altura de servir al país y ser fuente de inspiración a nuestros jóvenes.

       Hoy nos toca participar de un Chile diverso, plural, con múltiples escenarios y un sin fin de necesidades. Un Chile que requiere ser abordado, teniendo siempre como centro de nuestra acción política a la persona humana en su integralidad y totalidad.

       Ello nos obliga a los partidos políticos de centro, a avanzar a un cambio con mayor rapidez. Pero no sólo interno y procedimental, sino que desde su dirigencia y con una renovada propuesta de transformaciones, acorde a los desafíos de este nuevo Chile. Un desafío necesario para permitir que la ciudadanía vuelva a creer en ellos.

       Los nuevos movimientos políticos, deben ofrecer a los chilenos una nueva mirada. Con espacios de participación renovados, que reflejen a un país integrado en el concierto nacional e internacional, hoy mucho más exigente y desafiante.

       Así mismo, es fundamental y básico entender que el actuar político debe implicar siempre el respeto al otro, el foco por un trabajo bien hecho y la transparencia. Lo anterior reafirma la responsabilidad política con la ciudadanía, entrega solidez a nuestra democracia y estabilidad al sistema político.

       Por último, es imperioso revitalizar una agenda moderna y transformadora, que en ciertas materias evoquen los desafíos del año 2020. Como objetivos relevantes:

  • Seguridad Integral y Humana, con énfasis en Salud, Pensiones, Educación y desarrollo económico.
  • Modernización del Estado y transparencia de los partidos políticos.
  • Medio Ambiente y desarrollo sostenible, con mirada en ciudades amables y regiones, que impulse el desarrollo territorial en armonía con el crecimiento y desarrollo de nuestro país.
  • Relaciones Internacionales de Chile en el mundo.

Dejar un comentario

Grandes Humanistas