COP 25: Cambio Climático. “El cuidado de la casa común”.

Marta Canto Castro.

Magíster en Reforma y Modernización del Estado.

Vice Presidenta Comisión Internacional de Progresismo con Progreso.

       En el último tiempo los temas ambientales relacionados al Cambio Climático, han tomado fuerza en el debate nacional e internacional, mucho de lo cual será abordado en profundidad en nuestro país, cuando Chile se transforme en sede de la cumbre COP25.

       Esta convocatoria es de gran relevancia para nuestra institucionalidad como para el posicionamiento de Chile en el concierto internacional, principalmente porque este hecho se constituye en un proceso de transformación social,  al comprometer e involucrar a toda la sociedad de manera transversal.

       La cumbre COP25, a la que asistirán 196 países más la Unión Europea, se presenta como un desafío, que nos permite relevar las acciones desarrolladas por nuestro país, generar un liderazgo regional y poner a prueba nuestra responsabilidad ética y política frente al Cambio Climático. Nos dará la posibilidad de que todo el país se  vea involucrado, desde diferentes perspectivas y ámbitos de acción con el aporte de connotados científicos, expertos, investigadores, políticos, empresarios y representantes de la sociedad civil, que podrán cooperar en la organización del encuentro sobre cambio climático más relevante del mundo. Y en otros términos, permitirá enfatizar el rol protagónico y el aporte de Chile con políticas públicas activas, como el fin de las bolsas plásticas y el proyecto de ley de Protección del Medio Ambiente, en el combate contra el calentamiento global y el cambio climático.

       Otros de los desafíos y oportunidades a los que nos interpelan la cumbre,  tiene que ver con la responsabilidad ética de Chile en materia de revisión del estado actual de nuestra política ambiental, que abordan materias varias, tales como Océanos, Antártica, energías renovables,  economía circular, ecosistemas, biodiversidad y electromovilidad, entre otros. Este nuevo impulso a las decisiones y acciones que deberá enfrentar nuestro país, que impone el fenómeno global, debiera permear al resto de los países de la región, permitiendo avanzar en una Ley Marco de Cambio Climático.

       Recordemos que nuestro país, ha sido líder en muchas reformas del Estado y del sector privado y podría en esta materia convertirnos en un referente  frente a los demás países latinoamericanos. Para ello, es imperativo fortalecer las instituciones de la Administración Estado, creando unidades especializadas en los distintos ministerios para facilitar la identificación de potenciales impactos, estudiar medidas de adaptación específicas y canalizar la información a los sectores de la sociedad afectados.

       Nos abre una invitación audaz, para toda la ciudadanía a integrarnos a este proyecto colectivo del “Cuidado de la Casa Común”, haciendo referencia a la Encíclica “Laudato Sí” (Alabado seas), interpelando a todos los actores del país, de norte a sur, para propiciar una unión entre el desarrollo sostenible e integral. Pero también nos interpela a una mayor ambición, donde se requiere de una transformación sin precedentes de toda la humanidad. A nivel nacional es necesario introducir al debate, los temas de financiamiento y de la transferencia tecnológica, así como de manera urgente, avanzar hacia una descarbonización de la matriz energética, que nos trae más inversión y menores costos energéticos. A modo de ejemplo, el impacto que tiene en la ciudadanía, el uso del transporte público eléctrico, que es más barato que los buses diésel.

       Concluyendo, COP25 nos impone compromisos ambiciosos, exigibles y al mismo tiempo más exigentes, porque tiene que ver con el desarrollo del país en su conjunto. Parte de ellos es que la ciudadanía debe entender que el cambio climático es un fenómeno que llegó para quedarse y que requiere de voluntades para avanzar y comprenderlo. Y por último, que el mensaje que nos deja este gran encuentro, es que el compromiso debe ser transversal y sin complejos, y que el camino para alcanzar un verdadero desarrollo sostenible, es por medio del cuidado del medio ambiente por medio de la adaptación y mitigación al cambio climático.

>> Descargar documento PDF <<

Dejar un comentario

Grandes Humanistas